Solicito tu permiso para obtener datos estadísticos de tu navegación en mi web, en cumplimiento del Real Decreto-ley 13/2012. Si continuas navegando considero que aceptas el uso de cookies. OK | Más información

Stefan-Glowacz-Fatima-Gil-mountaingroupConocí a Stefan hace tres días en la tienda de montaña Mountain Group en Ribera de Curtidores, Madrid.

A pesar de que venía de un largo viaje traía una gran sonrisa en la cara y desde el primer momento fue muy amable y cercano. Al poco rato de conocernos me propuso ir al día siguiente a Riglos a escalar con él y con Pedro Cifuentes.

Y yo sólo dije: “Will i climb with you?”. Él afirmo con la cabeza sonriente y yo sin pensarlo dije “Then, YES.”

Como escalador es sutil, con una elegancia y una resistencia admirable. Fluía por los bolos de Riglos con alegría. Bailaba una coreografía que parecía conocer de antemano, aunque nunca antes hubiera estado allí. Sus movimientos eran continuos y se notaba en cada paso su inmensa experiencia en la vertical. Lo que más me impresiono con respecto a su forma de escalar fue su templanza y su seguridad. Colocaba los pies de gato con sumo cuidado, acariciando la roca y descansaba donde a mí se me abrían las manos.

Stefan-Glowacz-Fatima-Gil-la-viseraFue, como él mismo dijo, un día hermoso: “Beautiful day, beautiful line & beutiful woman” Stefan Glowacz.

En las reuniones compartíamos experiencias sobre la vida, cantábamos y nos reíamos. Disfrutando de la verticalidad y el ambientazo de La Fiesta del Biceps en la Visera de Riglos. Ahí colgados del vacío le enseñe a decir “Vaya patio” y entendió perfectamente su significado, porque sentir tantos metros de vacío bajo tus pies es sobrecogedor.

Como persona es honesto, humilde, cercano y cariñoso. Tiene una mirada profunda cargada de pura vida, una energía magnética y una alegría contagiosa. Durante el coloquio en la librería Desnivel me dijo algo que se me quedo grabado a fuego: “Climbing is not only acrobatics, is much more…” Y para mí siempre ha sido así.

Stefan-Glowacz-Fatima-Gil-riglosEs esa pasión conjunta que nos mueve a afrontar nuevos retos, nuevas ascensiones. Que nos empuja una y otra vez a atarnos a otras personas y escalar juntos hacía cumbres desconocidas. Poniendo tu vida en manos de extraños, que después de esos intensos momentos, dejan de serlo para volverse amigos. Como me pasó con Pedro y Stefan, mis compañeros de cordada. Y son esas experiencias las que van constituyendo tu registro mental de imágenes vitales inolvidables.

Stefan-Glowacz-Fatima-Gil-rocodromoStefan estos días ha sido mi amigo, mi gurú, mi maestro, mi mentor y un generoso compañero de cordada. Gracias a los dos por compartir ese camino vertical conmigo y demostrarme que la pasión por la montaña es algo que nos acompaña toda la vida. Y que no hay que perder la alegría de escalar, que une a personas de todo el mundo con cuerdas de colores e hilos de esperanza.

 

Como dijo el escritor realista Stendhal: “El hombre no tiene la libertad de negarse a hacer aquello que le da más placer que ninguna otra actividad que pueda imaginar”.
Y para mí fue un placer estar al otro lado de vuestra cuerda, Pedro y Stefan.

 

Fátima Gil

Pin It on Pinterest

A %d blogueros les gusta esto: