Ayer en el día internacional de las montañas, nos fuimos de gala y vivimos una tarde llena de emociones!

La Federación Madrileña de Montañismo reconoció nuestra aventura en las Torres del Paine como la mejor actividad de escalada en Pared del 2019.

En el poco tiempo que tuve para hablar creo que pude decir algunas cosas importantes. Pero me quede con ganas de decir muchas más. Me hubiera gustado llevarme a tod@s los que allí nos reunimos conmigo en la mochila. Acercarles a esa cumbre tan lejana, a ese valle del silencio donde se aprenden tantas cosas. Me habría gustado abrazarles con el calor humano que nos regalo la gente de Puerto Natales, compartir con ellos mate y canciones. Poder transportarles a esa tierra indómita, salvaje y mineral que me ha calado hasta la raíz.

Decirles que para mi la montaña, nunca han sido números, tiempos, grados, metros, ni nombres… Que lo que me mueve es una especie de locura que tiene que ver más con el corazón, que con la razón. Todas esas cosas y muchas más. Aunque algunas sé que jamás seré capaz de expresar con palabras.

Me enamoré de Eduardo Martínez de Pisón y sus bellas palabras. Me emocioné al escucharle, literalmente, sintiéndome muy identificada con su visión. Es una de esos sabios que te gustaría escuchar durante horas. Como él expresó, yo también creo que las montañas nos reconocen y que el amor es mutuo. Sé en lo más profundo de mi ser que la Patagonia nos reconoció, nos acepto y nos abrió su corazón.

Me quede con ganas de decir que empece a escalar por querer subir al Pico de La Miel, en la Cabrera. Ya que pasaba por delante cada vez que iba a mi pueblo. A pesar de que en mi familia nunca ha habido tradición de montaña (supongo que se nace con ello). Que una de las primeras vías que escale allí fue «La Ezequiel».

Su aperturista también fue galardonado ayer, Ezequiel Conde Boal. Por toda una vida llena de montañas. Y que Alguien a quien admiro terminase sus palabras repitiendo las mías, fue un regalo sorpresa que recordaré siempre. De su intervención nacieron en mí sueños nuevos, que son mejor que los recuerdos.

Porque para mi la montaña es mucho más que un deporte, es un estilo de vida!! Gracias de corazón a todos los que votasteis mi candidatura, estoy segura de que un pedazo de ese premio también es vuestro. Gracias por estar ahí siempre apoyándome y soñando a mi lado.

Gracias Darío Rodríguez por sentarte en el suelo, ir a contracorriente y echar fotos tan bonitas!

Pin It on Pinterest