Seleccionar página

La Vulnerabilidad ante la cámara con Santi Senso. Vulnerabilidad, hermosa palabra… poderosa palabra. La vida, este camino lleno de emociones, sorpresas, sonrisas y lágrimas. Hoy soy más fuerte que ayer, más segura, más consciente y más libre. Ser vulnerable, estar atenta con todo tu ser, emocionarte con un olor,  un sonido,  una palabra,  una historia,  una mirada,  un pensamiento,  una canción. Emocionarte con tod@s y con todo.

Y el mayor de los aprendizajes re-descubrir que la soledad no existe, sólo hay amor.

Todo esto y mucho más comparte  Santi Senso en su workshop: La Vulnerabilidad ante la cámara. Este viajero de emociones nos propone un reencuentro con nuestra esencia, con lo animal, con nuestro potencial y con nuestra personajilidad. Te da la libertad de llegar hasta donde tu desees, acompañándote silencioso y alegre en tu camino. Te invita a ser vulnerable sin sufrir, porque la vulnerabilidad también sonríe. Yo lo tengo claro: “Si me dan a elegir entre matar o morir, elijo amar”. Porque amar es un milagro.

Su filosofía resuena en mi ser como un tambor, a ratos como un gong y de repente se convierte en pandereta, campana, palo de lluvia, cuencos tibetanos y hasta en castañuelas. Se siente que ama compartiendo vivencias, confiando  y empoderando a los demás.

La vulnerabilidad huele a flores, a arboles, a tierra mojada, a orégano, a pimentón, a lluvia, a palo santo, a mate y a té de las montañas. Su color es el gris, pero un gris diferente y luminoso. Un gris que ya nunca volveré a ver de la misma manera.

No desvelaré nada más, pues creo que toda persona debería vivirlo, al menos una vez en su vida. 

La sorpresa forma parte de la magia.

La vulnerabilidad ante la cámara con Santi Senso.

Lindo grupo de personájiles.

Pin It on Pinterest